NOTICIAS

La llegada del SAME y la atención primaria pediátrica y obstétrica, claves de la política sanitaria en Tres de Febrero

NOTICIAS

El sistema de emergencias médicas SAME en reemplazo de un servicio privado, el fortalecimiento de la atención primaria pediátrica y obstétrica, y la eliminación de cooperadoras que establecían una discriminación para la atención en hospitales son clave de la política sanitaria del municipio bonaerense de Tres de Febrero, afirmó el secretario de Salud, Adolfo Sánchez de León.

«La Provincia está lanzando el SAME en 11 municipios, y Tres de Febrero va a ser uno de ellos», informó Sánchez de León, secretario de Salud y Desarrollo Humano municipal.

En un diálogo con Télam que se desarrolló en Caseros, localidad sede del Municipio, el responsable de Salud contó que a la llegada a la gestión del intendente Diego Valenzuela, en diciembre, «había un sistema de emergencias privado que en 2015 hizo 6.000 atenciones».

«Al 31 de agosto (de 2016) llevamos hechas 9.000 atenciones y vamos a terminar duplicando las del año pasado, época que resultó en un caos porque la empresa prestadora cortó los servicios por falta de pago» de la gestión anterior (de Hugo Curto), estimó.

El SAME provincial otorgará al distrito nueve ambulancias distribuidas en cinco bases -entre ellas Ciudadela, Loma Hermosa y Caseros-, para cubrir emergencias médicas en la vía pública y escuelas.

«En Tres de Febrero, el tiempo de respuesta promedio es actualmente 12 minutos en ‘código rojo’, que es alto todavía, pero veníamos de más de 25 minutos; con el SAME distribuido de esta manera queremos estar por debajo de 10 minutos en promedio», dijo Sánchez de León.

Con una población de 400 mil personas, hay dos hospitales provinciales -Bocalandro y Carrillo, que tienen internación-; dos municipales -el Oftalmológico y el Odontológico-; y una UPA (Unidad de Pronta Atención) inaugurada antes de las elecciones presidenciales de 2015, que quedó prácticamente sin médicos.

«Mediante un convenio con el Ministerio de Salud bonaerense, el municipio puso como director a un médico del Bocalandro, y empezamos a contratar médicos para relanzar la UPA como centro de salud, con dos pediatras y dos clínicos, de lunes a viernes de 8 a 20, y sábados medio día», informó.

El funcionario reivindicó que el relanzamiento «ha dado un impulso a la atención primaria, duplicando las consultas en pediatría y obstetricia, con provisión de leche y vacunas» en la UPA que atiende 900 consultas mensuales en una estructura «ediliciamente muy buena», y que esperan triplicar.

Para incrementar la planta de personal sanitario, la secretaría de Salud hizo «una convocatoria abierta a través de la bolsa de trabajo del Municipio, y se presentaron 1.500 profesionales, unos 100 de ellos, médicos», indicó.

En una primera etapa, «incorporamos 20 y les estamos ofreciendo 25 horas semanales a 20 mil pesos (mensuales), así que vamos a reforzar (el equipo de) 40 profesionales ya incorporados para los 14 centros de salud y salitas que ya tenemos», contó.

Sánchez de León cuestionó el sistema de «cooperadora» que establecía una atención diferenciada mediante un bono, con «ventajas» como lograr turnos.

«Existían las llamadas cooperadoras, que estaban en todas las unidades sanitarias (y) les cobraban a los pacientes un bono, con lo cual hacía muy restrictiva la atención, fundamentalmente las de especialidad», describió el funcionario.

«Las cooperadoras no estaban constituidas legalmente y había un manejo poco claro que derivó en una denuncia penal que está en la Fiscalía de San Martín», relató.

En consecuencia, «retiramos las cooperadoras de los centros de salud -salvo tres legalmente constituidas-, y no es que estemos en contra del trabajo de cooperadora, pero para que recaude dinero de la puerta para afuera, no para que le cobre al paciente, porque es una barrera de accesibilidad económica muy fuerte», consideró.

Al sacar las cooperadoras, «fortalecimos un área de salud mental en las que los psicólogos cobraban 150 pesos la consulta, y estamos poniendo psicólogos municipales, trabajando en la internación y la emergencia psiquiátrica», agregó.

Con un «cambio de perfil del centro de salud, más acorde a necesidades básicas de la población», el área incorporó a más de 25 pediatras, tocoginecólogos, clínicos médicos y personal de enfermería.

La barrera que significaba tener que buscar turnos a las 6 de la mañana se franqueó con el actual horario de 8 a 13, en centros de salud que están abiertos hasta las 20, lo que redundó en «muchísimas más consultas programadas no aranceladas».

Sánchez de León enfatizó que, por ende, «se incrementó la vacunación, el control de niños sanos y de embarazo».

«Una obstétrica de un centro me dijo que no tenía ni una embarazada bajo control y, a dos meses de este cambio, tiene 50 que se están controlando, con seguimiento de trabajadores sociales», balanceó.

Respecto a los UPA, Sánchez de León planteó: «Estamos en contra del concepto de la Unidad de Pronta Atención del gobierno anterior, de sacarse la demanda de encima».

«Nosotros queremos hacer seguimiento del paciente, por eso estamos cambiando todo el modelo de atención, con turnos programados y seguimiento de un equipo; estamos desarrollando un software para historias clínicas en digital para ver qué pasó si no concurre nuestra población objetivo: chicos, embarazadas y personas con enfermedades crónicas», precisó.

Click para comentar

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Es un diario digital con noticias médicas y una amplia cobertura de la industria farmacéutica.

Un nuevo medio de comunicación que busca reflejar la última información de un sector en permanente movimiento. Enfermedades, tratamientos y vida sana.

Copyright © 2018 SaludHoy.com.ar. Todos los derechos reservados