NOTICIAS

La donación de médula ósea paso a paso: «Es un gesto sencillo y da la vida a otra persona»

NOTICIAS

España es el país con mayor tasa de donación de órganos de todo el mundo ya que actualmente cuenta con 34,6 donantes por millón de población. Uno de los trasplantes más sencillos -en cuanto al proceso- y exitosos es el de médula ósea, cuyo nombre técnico es trasplante de progenitores hematopoyéticos (células progenitoras de la sangre).

Este tipo de trasplante se lleva a cabo para intentar curar enfermedades de la sangre que no pueden tratarse por otros medios, como leucemias,síndromes mielodisplásicos, talasemias o linfomas.

El objetivo principal del trasplante es es reemplazar la médula ósea del enfermo, que ‘fabrica’ células hematopoyéticas malignas, por una médula sana. Para ello, en primer lugar se somete al paciente a un régimen de quimioterapia o radio-quimioterapia y luego se procede a la transfusión de las células sanas.

Según la Fundación Josep Carreras, cada año cerca de 5.000 personas son diagnosticadas de leucemia aguda, 7.000 de linfoma y 2.000 de mieloma múltiple en España. Para todos ellos, lo ideal es encontrar un donante entre sus familiares más directos pero únicamente en el 30% de los casos se encuentra un donante familiar totalmente compatible. De esta forma, el 70% restante necesitará de un donante no emparentado que se buscará en el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO) en el que se encuentran ya 200.000 voluntarios españoles y también 61.000 cordones umbilicales congelados (otra fuente de progenitores hematopoyéticos).

A final de 2016 la ONT confía en superar los 250.000 dado que, en lo que va de año, lleva un ritmo de 120 nuevos donantes diarios inscritos en el Registro.

El proceso para ser donante es muy simple: primero, es necesario inscribirse en los centros de referencia de cada Comunidad, que sólo admiten las solicitudes de personas cuya edad oscile entre los 18 y 55 años y gocen de buena salud general. Después, tan sólo hará falta una muestra de sangre como en el caso de una analítica normal.

Inscribirse en el registro no implica la donación ya que ese análisis de sangre previo sirve para comprobar la compatibilidad HLA (grado de identidad entre el donante y el receptor) de la sangre con la de los pacientes que están buscando donante. Según datos de la ONT (Organización Nacional de Trasplantes) habrá un donante efectivo por cada 2.573 registrados.

En un 50% de los casos se encuentra un donante idéntico entre la familia o en la red internacional de donantes pero si aun así no se encontrara una persona compatible, hoy en día, gracias a las diferentes tecnologías que se han ido desarrollando en los últimos años se puede realizar un trasplante haploidéntico, es decir, de un familiar que sea parcialmente compatible (al menos un 50%).

Este tipo de trasplantes tiene lugar siempre que no haya un donante idéntico -emparentado o no- o si hay urgencia por llevarlo a cabo. La tasa de éxito siempre es mayor en los trasplantes idénticos pero existen más factores que influyen en el resultado como son la edad, la presencia de comorbilidades (otras dolencias) y el status de la enfermedad en ese momento.

«Es un gesto maravilloso, dan la vida a otra persona»

Eduardo Benedicto es un donante familiar que le donará a su hermano enfermo de leucemia sus células progenitoras, ya que su compatibilidad es muy alta. Según explica Raquel de la Paz, médico adjunto del Servicio de Hematología del Hospital Universitario La Paz, en estos casos, lo primero que se hace son unas evaluaciones médicas y por parte de enfermería en las que se le efectúan unas analíticas completas y una evaluación de los accesos venosos.

La donación de progenitores hematopoyéticos se puede llevar a cabo de dos maneras: o bien extrayendo sangre medular a través de punciones de las crestas ilíacas (en la pelvis); o bien obteniendo las células madre de la sangre periférica.

Esta última opción, la más empleada, es la que se llevó a cabo en el caso de Eduardo Benedicto. Cuatro días antes del día cero, día en el que se efectúa la donación, el donante se somete a unas inyecciones de factores de crecimiento que estimulan la medula ósea y hacen que las células progenitoras de la sangre pasen al torrente sanguíneo. De este modo, estos progenitores que circulan en la sangre periférica pueden recogerse a través de un equipo.El procedimiento dura entre dos y tres horas y una vez que está todo listo se infunde «en fresco» en el paciente. El donante se puede ir a su casa y hacer vida normal.

Click para comentar

Escriba su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Es un diario digital con noticias médicas y una amplia cobertura de la industria farmacéutica.

Un nuevo medio de comunicación que busca reflejar la última información de un sector en permanente movimiento. Enfermedades, tratamientos y vida sana.

Copyright © 2018 SaludHoy.com.ar. Todos los derechos reservados